Latinpyme

Mercadeo

Si al país le va bien, a las empresas también

 

Septiembre 18, 2017
Si al país le va bien, a las empresas también

Las empresas hoy, antes que vender sus productos, buscan generar cambios motivacionales en la sociedad, mostrando que el fin de la confrontación armada le aporta al progreso. Por eso le apuestan al mercadeo de la paz en momentos del posconflicto para generar mayor bienestar, tanto de los individuos como de la sociedad.

Cuando se abrió la mesa de diálogos de los acuerdos de paz, los equipos creativos de varias agencias de publicidad también iniciaron conversaciones para redirigir sus mensajes; los empresarios decidieron apostarle al cambio y la sociedad civil encontró nuevas opciones para salir de los titulares diarios encabezados por masacres, voladuras de oleoductos y secuestros.

Era el momento de mirar cómo se lograba un cambio de actitud en la sociedad sin utilizar a la paz como el eje de sus campañas. En los libros empolvados, visionarios de los años 60 ya habían comenzado a poner en la agenda el marketing social, diseñado para programas con el único objetivo de influir en el comportamiento de la audiencia. Buscaban mejorar el bienestar personal y el de la sociedad a la que se dirigían.

“El marketing de hoy va más allá de atender un mercado objetivo, y ya se habla de muchos mercadeos: holístico, de responsabilidad social, del respeto a la cultura. Las empresas piensan hoy en las ganancias hacia el futuro para su marca más que en resultados de su operación comercial”, destacó Martín Fisco, director del programa de Mercadeo de la Facultad de Estudios en Ambientes Virtuales, de la Universidad EAN.

Actualmente, vemos campañas publicitarias donde el foco es el bienestar social, más allá de los detalles de la marca. “Desde lo académico creo que el mercadeo debe dirigirse a lo bueno que trae el proceso de paz, que no será el más perfecto pero que está funcionando con relación a lo que teníamos: vivir más en tolerancia y menos en la polarización política actual”, reiteró Fisco.

Los anunciantes tienen la misma percepción. “Muchos contenidos están recogiendo la conciencia de los empresarios para recalcar valores que nos permitan construir un nuevo modelo de sociedad. Y el consumidor no es ajeno a esos mensajes, hoy no se deja engañar tan fácil, cuando una publicidad lleva implícita una motivación consumista”, destacó Ximena Tapias, directora de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias, Ucep.

Empresas de todos los tintes políticos y de todos los rangos económicos le comenzaron a decir sí al mercadeo de la paz: a apostar por el futuro antes que al beneficio comercial, apoyándose en la idea de “si al país le va bien, a las empresas también”. A diez meses del inicio de la etapa de posconflicto, la “paz estable y duradera” hace parte del colectivo nacional.

Una frase que lo encierra todo y que lucha por quitarle el tono político que implica la desmovilización de los subversivos. Unas palabras que involucran al país nacional y empresarial.

 

Lea este artículo completo en la edición de SEPTIEMBRE de la Revista Latinpyme, que ya está en circulación, adquiérala antes que se agote o suscríbase AQUÍ

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados