Latinpyme

Finanzas

El crowdfunding, modalidad útil para empresarios

 

Septiembre 11, 2017
El crowdfunding, modalidad útil para empresarios

De acuerdo con la definición que hace la Superintendencia Financiera, el crowdfunding es una forma de recaudo de dinero a través de plataformas en internet, en donde individuos y empresas financian proyectos, negocios o actividades personales a través de donaciones, inversiones o préstamos múltiples.

Aunque la idea de financiamiento grupal no es nueva y aún se mantienen esquemas tradicionales en donde familiares y amigos apoyan económicamente ideas de negocio, es claro que el crowdfunding se refiere a una nueva forma de inversión de capital organizada que se empezó a masificar a raíz de la crisis financiera de 2008.

En la historia del crowdfunding, a lo largo de la última década en las principales economías desarrolladas (como Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Países Bajos) surgieron plataformas dispuestas a conectar el ahorro de la población con las necesidades de capital insatisfechas de las personas y empresas.

Entendiendo que la principal característica de esta alternativa de financiación es la existencia de un colectivo de individuos inversionistas (crowd que traduce multitud) que fondean (funding) proyectos productivos por medio de pequeños montos, es posible establecer dos modelos generales de crowdfunding, según la Superfinanciera. Uno en el que el inversionista espera un retorno financiero y otro en el que las decisiones de inversión no están asociadas a expectativas de retorno.

Tomando como referencia la anterior clasificación, la Superfinanciera también identifica cuatro categorías de crowdfunding: donación, recompensa, esquemas financieros de préstamos a personas (P2P) o empresas (P2B) y esquemas financieros de valores o acciones.

Con un gran avance de esta actividad en el mundo entero (mientras en 2015 se reportaron inversiones a nivel mundial por $35 billones de dólares, en 2016 dicha cifra ascendió a $61 billones de dólares y el Banco Mundial estima que en 2020 el crowdfunding alcanzará inversiones cercanas a los $90 billones de dólares), en Colombia, en 2016, el Gobierno propuso adelantar una revisión del modelo de crowdfunding como mecanismo de financiación de los proyectos productivos de las Pyme a través de la Comisión Intersectorial de Inclusión Financiera.

Teniendo en cuenta que un número considerable de empresarios y emprendedores son defensores de este nuevo concepto de inversión debido a la capacidad que el crowdfunding ofrece para acceder al capital, la Unidad de Regulación Financiera del Ministerio de Hacienda y Crédito Público divulgó en 2016 un documento de consulta para abrir la discusión alrededor del tema, con el objetivo posterior de emitir la normatividad correspondiente.

Mientras para la Superfinanciera el crowdfunding es una herramienta valiosa para la dinamizar la inclusión financiera, en Colombia aún faltan regulaciones concretas al respecto, pero las expectativas son optimistas frente al desarrollo formal de este modelo en el país.

La Superintendencia Financiera de Colombia considera innecesaria la creación de una nueva licencia financiera para desarrollar este modelo de financiación y, en cambio, sugiere que esta actividad también sea desarrollada por los establecimientos de crédito que ya cuentan con la experiencia en la administración de los riesgos y la infraestructura adecuada para la prestación de este servicio.

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados