Latinpyme

Finanzas

Microfinanzas, un semillero para las Pyme

 

Noviembre 15, 2016
Microfinanzas, un semillero para las Pyme

Un pequeño crédito de $ 5 millones puede cambiar la vida de un emprendedor o de una familia entera, con visión de convertirse en empresaria. Las microfinanzas en Colombia son un impulso para quienes anhelan comenzar un negocio, convirtiéndose así en un semillero para Pequeñas y Medianas Empresas.

Astrid Orjuela es una emprendedora que decidió irse a vivir al campo con su esposo hace 22 años, para alejarse del estrés. Esta contadora bogotana compró un terreno en Subachoque, Cundinamarca y dos años después, en un viaje a Medellín se ‘enamoró’ de una cabra bebé que vio en un criadero y la compró. De esta forma, y sin pensarlo, incursionó en un negocio de venta de leche de cabra y genética con animales de origen, que desde el año pasado han venido poblando el país.

Para que la cabrita bebé no se sintiera sola, le compraron una hermanita y luego un cabro, y así empezó a crecer la familia de ocho miembros que se fue multiplicando y comenzó a generar ingresos con la leche que producían. Como buena contadora, Astrid hizo cálculos y decidió emprender un negocio con todas las de la ley, para lo cual solicitó un crédito para importar las pajillas (semen) de Francia que le permitirían, con esfuerzo, disciplina y dedicación, lograr un ‘puro de origen’, como se les denomina a los cabros de raza legítima.

Primero tocó las puertas de un banco especializado en agro, pero le exigían hipotecar la finca, a lo cual ella se rehusó, siguió buscando y encontró a Bancamía, donde le prestaron $ 5 millones, el primero de cinco microcréditos que ha gestionado con esta entidad que atiende en Colombia a más de 800.000 emprendedores. Sin estos microcréditos –como ella misma lo reconoce- no hubiera podido crear su Aprisco Villa la Esperanza, hoy reconocido en el país, por el Instituto Colombiano Agropecuario –ICA- como uno de los pocos libre de aftosa y encefalitis, entre otras enfermedades que atacan a estas especies, ventaja que le sirvió para ser escogido por clientes peruanos a través de ANCO, la Asociación Nacional de Caprinocultores y Ovinocultores de Colombia, para exportar dos ejemplares en noviembre del año pasado, una tarea nada fácil por las exigencias sanitarias y demás procesos de comercio exterior.

Aprendida la lección de las exportaciones, la visión de Astrid es seguir poblando con sus crías a Perú, así como aprovechar el boom en Colombia del consumo de leche y derivados de cabra que va en aumento por las propiedades saludables que tiene este lácteo frente a otros – bajo en lactosa- por lo que es apetecido para preparar dulces, helados, quesos y llegar así a un público fitness, siguiendo la tendencia europea de consumo de leche de cabra. Los esposos Orjuela cuentan hoy con 400 animales que requieren cuidado, instalaciones adecuadas, equipos de incubación y tecnología de punta para mantenerse saludables y con un adecuado nivel de producción.

“Los microcréditos han sido de gran ayuda para potenciar el negocio”, cuenta Astrid, quien  destaca esta alternativa de financiamiento porque ofrecen tasas blandas y las aprobaciones y desembolsos rápidas. “No son complejos de solicitar, no tienen muchos requerimientos y realmente son una solución para las Pyme”, destaca la emprendedora.

 

Lea este artículo completo en la edición de Noviembre de la Revista Latinpyme, que ya está en circulación, adquiérala antes que se agote o suscríbase AQUÍ

 

Manténgase informado, síganos en nuestras redes. Publicamos a diario

facebook     twitter LATINPYME     linkedin-latinpyme 

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados