Latinpyme

Gerencia

Gerente exitoso

 

Febrero 22, 2016
Gerente exitoso

El éxito empresarial se encuentra ligado a cómo sus líderes son capaces de delegar y tomar buenas decisiones. Según Alejandro de las Casas, consultor para la línea Administration & Legal de Adecco Professional, “el éxito empresarial se debe entender de manera holística, donde el triunfo no sólo se puede determinar o comprender como una simple suma de componentes, sino que se debe vislumbrar de una manera global e integrada. En ese sentido, las organizaciones y sobre todo los directivos deben poder abstraer ideas, realizar conexiones y obtener una visión totalizada del entorno en que se mueve su negocio”. 

Por esto es claro reconocer que los gerentes deben asumir y adoptar hábitos que beneficien tanto la rentabilidad del negocio como el clima laboral de la organización. En este orden de ideas, saber delegar, poseer habilidades de adaptabilidad ante los cambios, tener conocimientos del campo de trabajo, manejar adecuadamente la inteligencia emocional y mantener prácticas de liderazgo, son cinco hábitos imprescindibles para ser un gerente exitoso.

Aunque es claro que el liderazgo es una característica fundamental, el consultor agrega que éste es esencial dentro del éxito profesional de los gerentes del siglo XXI, ya que esta competencia es considerada necesaria para orientar las acciones de los grupos humanos en una dirección determinada.

Si los gerentes no tienen liderazgo probablemente tendrán muchas dificultades para motivar e inspirar confianza en todos los niveles de la organización, ya que una de sus habilidades es  la de fijar objetivos, hacer seguimiento a los mismos y dar “feedback”, integrando las opiniones de los otros, al igual que estableciendo directrices, objetivos y prioridades para comunicarlas asertivamente a los demás.

Por otro lado, además de las prácticas y rutinas que debe tener un gerente, también existen otras destrezas para trabajar y ejercer sus funciones correctamente. Estas destrezas se pueden observar desde tres matices: las habilidades humanas, las técnicas y las conceptuales. La primera se configura hacia la interacción efectiva y eficaz con las demás personas; esta relación debe ser de cooperación y confianza con sus empleados y jefes al igual que con clientes, proveedores o “Business Partners”.

Por su parte las habilidades técnicas se orientan hacia el conocimiento y “expertise” que tienen los ejecutivos en determinados procesos, practicas, manejo de herramientas y noción del sector o de la industria.

Por último, las habilidades conceptuales se podrían entender como la formulación de ideas, el desarrollo de conceptos, la resolución de problemas y la innovación o creatividad que se le puede dar a la actividad a la cual se dedica la organización.

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados