Latinpyme

Recursos Humanos

¿Cómo lograr una capacitación productiva?

 

Febrero 01, 2016
¿Cómo lograr una capacitación productiva?

Es indispensable capacitar al talento humano para que las empresas aumenten su productividad laboral y, por ende, alcancen sus objetivos. Una capacitación bien orientada crea un mayor vínculo e identificación del colaborador con la empresa, proporcionándole una mayor estabilidad y motivación para dar lo mejor de sí.

Uno de los beneficios de capacitar a los colaboradores es lograr gestionar el conocimiento dentro de la organización, evitando que se estanque en una persona, área o departamento, además proporciona oportunidades para el continuo desarrollo del recurso humano, tanto en sus puestos de trabajo actuales, como para ocupar otros cargos dentro la organización.

Las capacitaciones aumentan la confianza de los colaboradores favoreciendo la toma de decisiones y la resolución de problemas; permiten también el logro de metas individuales, incrementan la satisfacción con las actividades que se realizan en el cargo, ayudan a la formación de líderes y mejoran la comunicación entre los equipos de trabajo, lo que sin duda, mejora la productividad laboral.

Actualmente se utilizan herramientas para detectar necesidades de capacitación por medio de evaluaciones anuales de desempeño, estudio de clima organizacional e información de necesidades puntuales que manifiestan los jefes de área a través de una comunicación constante.

Las capacitaciones se evalúan de manera integral, validando que el participante haya asimilado el conocimiento mínimo requerido.

Otro factor importante para generar formaciones productivas es contar con capacitadores internos, especialmente en áreas muy técnicas, es decir, que las personas que ya han sido formadas como “formador de formadores”, puedan transmitir su conocimiento a otros miembros de la organización a través de capacitaciones que no se encuentran en el mercado o que no están adaptadas a las necesidades propias de la empresa.

Adecco Colombia recomienda no dejar el proceso formativo de la organización al azar. Debe ser una actividad planificada y estudiada, que cree conciencia y estimule el aprendizaje dentro de la organización y para ello, hay que conocer el objetivo, el alcance de cada capacitación.

Toda capacitación debe estar orientada a cubrir las necesidades de formación que tienen los colaboradores para poder alcanzar los objetivos de la organización, incluso debe ser concebida como un medio y no como un fin para alcanzar los resultados esperados. Por tanto, no debe ser considerada como un requisito por cumplir, sino que debe ser valorada como un proceso continuo  que consta como mínimo de las siguientes fases: Detección de Necesidades, Diseño del Plan de Formación, Evaluación de la Capacitación y de los Colaboradores, Medición y toma de acción según los resultados.

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados