Latinpyme

Gestión

Planear, factor clave para el éxito

 

Octubre 13, 2015
Planear, factor clave para el éxito

El cambiante entorno de los negocios exige que el ejecutivo de hoy esté preparado para los cambios que se puedan dar en una organización. Algunas compañías logran índices de crecimiento, y porque no decirlo, éxito financiero y de mercado, sin haber planteado de manera formal ningún esquema de planeación estratégica. Más temprano que tarde deberán formalizar sus esquemas de planeación para sostener el éxito alcanzado, en algunos casos, sin haber conocido los factores que los llevaron a esas instancias de logro.

No es razonable iniciar cada día como si la vida del negocio empezara ese día. No son pocas las empresas que enfrentan cada negocio como si fuera el primero al que llegan. Sin políticas, sin procesos definidos y sin rutas, ni mecanismos para lograr los resultados esperados. Generalmente estas compañías dependen de la pericia y habilidad de algunos ejecutivos emblemáticos dentro de la organización.

Dados los nuevos esquemas de competitividad a los que se enfrenta el país de cara a los tratados firmados con diferentes países, las empresas colombianas deberán dejar de pensar que su competencia queda en los barrios aledaños y en los casos más visionarios, en las ciudades industrializadas del país.

Uno de los principales retos de la planeación estratégica es definir la ruta y los mecanismos para asegurar la permanencia en el mercado y obtener los beneficios esperados por los accionistas y directivos. Por lo tanto, serán fundamentales los aspectos clave sobre los que deba reflexionar permanentemente, así como las interrelaciones entre estos aspectos (pensamiento sistémico). Y sea cual sea el tipo de empresa, Pyme o multinacional, pública, mixta o privada, el esquema que utilizará para llegar a esa meta siempre será el mismo:

  1. Planificar: Prever el futuro a corto, mediano y largo plazo, definiendo los objetivos para cada una de las secciones de la compañía
  2. Organizar: Estructurar las relaciones entre las diferentes aéreas de la compañía, consolidando las relaciones de poder, y jerarquía de manera que se llegue a los objetivos de la mejor manera posible.
  3. Dirigir la actividad: Orientar, supervisar y motivar a los empleados con el fin de alcanzar los objetivos.

La planeación debe cumplir al menos cuatro objetivos:

1. Satisfacer las necesidades de anticiparse

De esta apreciación se deduce que siempre debe haber un proceso continuo de diagnóstico de la situación, un proceso de lo que se espera que suceda en el futuro.

2. Facilitar el logro de las metas fijadas

Existen mayores posibilidades de alcanzar el éxito si las metas se establecen con base en el análisis consiente de las fortalezas y debilidades de la compañía, así como la situación de entorno.

3. Servir como instrumento de comunicación, compromiso y control

El plan de acción se debe comunicar en forma eficaz y adecuada a todos los colaboradores que participen con un mayor o menor grado de responsabilidad en la consecución de los objetivos.

4. Disminuir el nivel de inseguridad

Cualquier planteamiento que se haga con miras al futuro representa un grado relativo de incertidumbre.

Al final solo hay un camino para que las Pyme se conviertan en empresas sostenibles en el tiempo y este va de la mano con los procesos de planeación que han de llevar a estas compañías a nuevos escenarios de éxito. 

Por Rubén Baena Peña. MBA, PhD

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados