Latinpyme

Mercadeo

Todo entra por los ojos, la importancia del packaging

 

Febrero 09, 2015
Todo entra por los ojos, la importancia del packaging

El 70% de las decisiones de compra se toman en el punto de venta, haciendo que el empaque sea una herramienta de mercadeo, fundamental para convencer al consumidor en los 30 segundos que se toma decidiendo entre un producto y otro.

 

El empaque es el encargado de distinguir el producto en el mercado, además de protegerlo y aportar información acerca de su contenido y composición. Hoy en día tiene tal relevancia en la toma de decisiones de los consumidores, que las grandes compañías invierten cerca del 10% de sus ingresos en el estudio y el desarrollo del packaging de sus productos.

Actualmente el consumidor se ve expuesto a un gran número de productos, por lo tanto marcar la diferencia y sobresalir no es tarea fácil. Todo empresario, sin importar el tamaño de su empresa, debe tener presente la importancia de reflejar la personalidad de la marca y elaborar empaques que se destaquen en el punto de venta. La clave para lograrlo es apostarle a innovar por medio del diseño y la creatividad, de manera que se aproveche esta herramienta como un medio de comunicación destinado a la promoción de la marca. 

Ya no basta con tener un recipiente o una caja que sirva únicamente como barrera protectora entre el producto y su entorno, es necesario que los empaques evolucionen y reflejen la personalidad de la marca, además de seguir las tendencias mundiales que protegen al medio ambiente, utilizando tecnología para trabajar con materiales reciclados y disminuyendo la contaminación.

Es indispensable tener claro cuáles son los elementos que hacen que un packaging triunfe en el mercado y se convierta en una solución eficiente para llegar al consumidor.

Los iconos: son imágenes fácilmente identificables que el usuario traduce rápidamente e identifica la marca. El uso de iconos en el packaging permite llegar al corazón y a la mente del consumidor.

La estética: Todo entra por los ojos, por lo tanto no se debe descuidar la apariencia del empaque. Los estudios demuestran que la estética es un elemento muy poderoso para llamar la atención del consumidor, quien mostrará más interés en el producto si lo considera atractivo. No hay que olvidar que en las decisiones de compra, las emociones juegan un papel importante. Un empaque impactante puede generar temas de conversación, e inclusive hacerse viral en redes sociales, logrando que el producto se haga su propia publicidad.

La tipografía: las letras son también una carta de presentación. Un comprador se puede apartar del producto si no entiende lo que dice. Las marcas deben usar la tipología que más se ajuste a lo que quieren transmitir, al tipo de producto y al público objetivo. No se debe dejar al azar la elección de la fuente que se utiliza para escribir en el empaque.

El color: tiene mucho que ver con la construcción de marca, y por tanto es fundamental para conseguir que el consumidor se sienta tentado a comprar el producto. El color es una de las formas más sencillas de transmitir mensajes a los consumidores y unificar los mensajes de marca. Emplear el mismo color, o la misma paleta de colores, hace que los consumidores sean capaces de identificar rápidamente los productos y la empresa a la que están asociados.

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados