Latinpyme

Marketing

Cómo destacarse frente a la competencia

 

Enero 12, 2015
Cómo destacarse frente a la competencia

En la calle, en los medios impresos, en la radio, en la televisión y en medios digitales, a diario se encuentran miles de anuncios publicitarios en los que se promocionan productos, servicios y ofertas que representan oportunidades para los consumidores. Detrás de estas campañas muchas veces hay millonarios presupuestos que invierten las compañías.

 

¿Cómo se logra diferenciarse en un medio que cada vez parece ofrecer más de lo mismo?

Para los expertos en marketing y publicidad no hay presupuesto, por muy grande que sea, que logre los objetivos deseados si la empresa no tiene claro ciertos aspectos que le permitan sobresalir ante su competencia.

A continuación algunas recomendaciones que permiten destacarse como marca.

  1. Conozca claramente su marca: aunque parezca obvio, las Pyme pueden ver el ejemplo de las grandes marcas que no venden productos, sino ideas. Un claro ejemplo de esto es Coca-Cola, que ha logrado el posicionamiento como una de las más reconocidas del mundo porque no vende refrescos sino la idea de refrescar el mundo. Otro caso es el de BMW que no comercializa carros sino “movilidad Premium”. Lo importante es no pensar en pequeño, pues sin importar el tamaño de la empresa el éxito está en encontrar esa necesidad del público que es capaz de suplir. Eso es lo que hace que la gente se interese en el bien o servicio que ofrece.
  2. Teniendo claro lo anterior, la Pyme debe enfocarse en su propuesta de valor: esto permite crear un mensaje basándose en las experiencias. Hay que buscar a los clientes y pedirles que hablen sobre sus preocupaciones y necesidades, para así poder entenderlos mejor. Se trata de no solo venderles productos, sino de identificar y ofrecer cualidades que generen la percepción beneficios adicionales en cada cliente.
  3. El consumidor debe ser el protagonista: para lograrlo se hace necesario conocerlo y tener la oportunidad de escucharlo. Esta es una muy buena manera de ganar su atención, para luego ganar su lealtad. En este aspecto hay que entender que los tiempos cambian y que la competencia también se fortalece, por lo que no se puede pensar que la estrategia que funcionó en el pasado volverá a tener éxito. Este trabajo no se puede hacer en silencio, el cliente debe saber que todas las decisiones que toma una empresa las hace pesando en él.
  4. Encuentre el punto de equilibrio: por supuesto los consumidores están en la búsqueda de quien le ofrezca la mejor calidad al menor precio y el mejor servicio, pero también es claro que no es algo tan fácil de lograr. Lo importante es lograr un equilibrio. El empresario debe asegurarse de no ofrecer una baja calidad, precio injustificado y siempre poner la mejor cara. Sin embargo, no debe tomar decisiones que afecten sus ingresos y su permanencia en el mercado sólo por hacer felices a sus clientes. Hay que hacer una combinación entre el propósito de marca y las aspiraciones del consumidor.
  5. Entender lo que le importa a la gente: esto ayuda a ganar la atención y mantener el interés del público. Tener claro que se trata de personas y no de robots, pues muchas marcas deshumanizan a sus clientes y los ven solo consumidores autómatas, poniendo en riesgo la interacción con ellos.
Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados