Latinpyme

Marketing

¿Está usted conectado con el consumidor?

 

Enero 23, 2014

No basta que usted tenga el estribillo: “somos una empresa socialmente responsable”. En la práctica esa puede ser una frase de cajón que nada tiene que ver con la realidad. Quizás ni sus propios empleados estén convencidos de la letanía y sus clientes y los consumidores tengan sus productos o sus servicios cerca de un organismo de control.

Y póngale cuidado. Hasta hace unos años la Superintendencia de Industria y Comercio no actuaba y cuando lo hacía simplemente amonestaba o imponía multas irrisorias. Pero ahora está muy activa y con sanciones que han puesto a los empresarios con los pelos de punta.

La multiplicación de las redes sociales, el acceso a la información y la actualización del Estatuto al Consumidor han hecho que clientes y consumidores estén con el ojo avizor y que las compañías –pequeñas, medianas y grandes- estén permanentemente rayando la posibilidad de una sanción.

Este año la SIC prometió estar más activa que nunca y usted debe tener muy en cuenta temas como la calidad del producto y la responsabilidad de las garantías. Latinpyme le ofrece en este primer mes del año siete Tips para que no se deje sorprender:

¿Qué es calidad de un producto?

La calidad es la condición en que un producto cumple con las características inherentes y las atribuidas por la información que se suministre sobre él. Es así, que la calidad estará determinada por la conformidad de un bien o servicio con sus propiedades y atributos propios y por todo aquello que haya sido informado por el productor o proveedor respecto de sus condiciones o características, aún en el evento en que no consten en la convención.

¿Qué es la idoneidad de un producto?

La idoneidad de un bien o servicio es su aptitud para satisfacer la necesidad o necesidades para las cuales ha sido producido o comercializado. Al igual que ocurre con la calidad, la idoneidad está determinada no solo por el hecho que el producto satisfaga las necesidades para las cuales haya sido producido, sino también debe cumplir con aquellas condiciones que hayan sido informadas al consumidor.

¿Qué es la seguridad de un producto?

Es la condición del producto conforme con la cual, en situaciones normales de utilización - teniendo en cuenta la duración, la información suministrada y si procede, la puesta en servicio, instalación y mantenimiento- no presenta riesgos irrazonables para la salud o integridad de los consumidores. En aquellos casos en donde el producto no cumpla con los requisitos de seguridad establecidos en reglamentos técnicos o medidas sanitarias, se presumirá inseguro.

¿Quién establece las condiciones de calidad, idoneidad y seguridad de un bien o servicio?

Las condiciones de calidad, idoneidad y seguridad de un bien o servicio son las que se establezcan en los reglamentos técnicos. Cuando los productos no tengan reglamentos técnicos, las mismas corresponden a las que el productor o expendedor informen a los consumidores y a las exigencias ordinarias y habituales del mercado.

¿Son responsables los productores por la calidad, idoneidad y seguridad de los bienes y servicios que prestan?

Sí. Los productores son responsables de la calidad, idoneidad y seguridad de los bienes y servicios que ponen en el mercado, teniendo en cuenta la información suministrada al consumidor, las condiciones ordinarias y habituales del mercado y los reglamentos técnicos si existen para ese producto particular.

¿Son responsables los proveedores o expendedores por la calidad, idoneidad y seguridad de los bienes y servicios que prestan?

Sí. Los proveedores o expendedores son igualmente responsables ante los consumidores por la calidad, idoneidad y seguridad de los bienes y servicios que ofrezcan al mercado.

¿Son responsables los importadores por la calidad, idoneidad y seguridad de los productos que importan?

Sí. Los importadores se reputan productores respecto de los bienes que introduzcan al mercado nacional y, en consecuencia, se les aplica el mismo régimen de responsabilidad que a los productores.

Póngase la mano en el considere y piense si está cumpliendo o no. Y no de papaya porque la Superindustria y sus propios clientes y consumidores lo pueden estar rondando.

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados