Latinpyme

Logística

Calidad de la Información, clave para la eficiencia logística

 

Septiembre 26, 2011

Muchas veces, cuando se habla de logística, se tiende a pensar únicamente en el flujo físico de los productos. Sin embargo, los empresarios deben saber que para lograr un óptimo flujo de producto, debe existir un flujo de información precisa, actualizada, permanente y a todo nivel.
Todas las compañías del mundo tienen una base de datos que contiene información sobre los productos que fabrican, venden o compran. Estas bases de datos son utilizadas permanentemente por las empresas y con base en la información que contienen se ponen en movimiento importantes procesos. Mantener estas bases de datos actualizadas, para que reflejen cada cambio que se produce en un producto o incluso se registre cada nuevo producto, se constituye cada vez en un reto mayor.
Este reto se da en dos ámbitos diferentes: el interno, en el cual la información al interior de la empresa debe estar actualizada y para lo cual deben participar diferentes áreas de las empresas; y el externo, que implica el flujo de información entre los socios de negocio de la empresa.
Para un óptimo proceso logístico tanto el flujo de información interno como el externo son indispensables. Para lograrlo, las partes deben empezar un proceso llamado Sincronización de Datos, de manera que cualquier cambio en los datos de un producto que realice una de las compañías, automática e inmediatamente se actualice en los sistemas de información de la otra empresa que hace negocios con ella.
Cuando tanto el proveedor como su cliente saben que la información que están viendo es la misma en términos de exactitud y actualización, es más sencillo, rápido y menos costoso hacer negocios en conjunto.
Cada vez las empresas tienden a apoyarse en la tecnología para hacer más eficientes sus procesos y cuando se habla de flujo de información, no es la excepción. Por lo general, los procesos de intercambio de datos se dan por medio de sistemas de información automatizados. Sin embargo, existe un peligro subyacente en la automatización del intercambio de información: que los datos que se sincronizan no sean exactos ni estén actualizados. Es decir, que sean datos de mala calidad.
Por buena calidad de información, se entiende que los datos están completos, son consistentes, exactos, se cuenta con ellos en tiempo real y responden a los estándares de la industria. En este orden de ideas, si una empresa desea empezar a sincronizar información con sus socios de negocio, el primer paso es revisar y mejorar la calidad de los datos que va a compartir.

Por: María del Mar Hermida
Consultora LOGyCA

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados