Latinpyme

Emprendedores

La Evolución Del Emprendimiento (Parte 2)

 

Febrero 21, 2011

A continuación la segunda parte del artículo publicado en Entrepreneurship: Theory, Process, Practice, de Donald F. Kuratko y traducido por el doctor David Puyana.

La asociación de emprendimiento y economía ha sido una norma aceptada. En efecto, hasta la década de los 50 la mayoría de definiciones y referencias para emprendimiento venía de los economistas. Por ejemplo, el mencionado anteriormente (1725), el economista francés Jean Baptiste Say (1803), y el economista del siglo veinte Joseph Schumpeter (1934) escribieron acerca de emprendimiento y su impacto en el desarrollo económico. Desde ese entonces, los investigadores han continuado tratando de describir o definir lo que es emprendimiento. A continuación algunos conceptos:

Emprendimiento consiste en hacer cosas que generalmente no son hechos en el curso ordinario o de la rutina de los negocios; es esencialmente un fenómeno que viene bajo la más amplia acepción de liderazgo.

Emprendimiento, al menos en las sociedades no autoritarias, constituye un puente entre la sociedad como un todo, especialmente en los aspectos no económicos de esa sociedad, y las instituciones orientadas al lucro establecidas para tomar ventaja de sus condiciones económicas y satisfacen, como mejor pueden, sus deseos económicos.

En  el emprendimiento, estamos hablando de una clase de conducta que incluye: (1) iniciativa, (2) organización o reorganización de mecanismos sociales y económicos que cambian los recursos y lleva a situaciones prácticas, y (3) la aceptación de fallar por los riesgos inherentes.

Después de revisar la evolución del emprendimiento y examinar las diferentes definiciones, Robert C. Ronstadt los unió en una descripción resumida:

Emprendimiento es el proceso dinámico de crear riqueza creciente. Esta riqueza es creada por individuos que asumen los mayores riesgos en términos de capital, tiempo y/o compromiso profesional al proveer valor a algún producto o servicio que puede ser o no ser nuevo o único, donde ese valor debe, en alguna forma, ser proporcionado por el emprendedor, asegurando y asignando las habilidades y recursos necesarios.

LA EVOLUCIÓN DEL EMPRENDIMIENTO (II)

A continuación la segunda parte del artículo publicado en Entrepreneurship: Theory, Process, Practice, de Donald F. Kuratko y traducido por el doctor David Puyana.

La asociación de emprendimiento y economía ha sido una norma aceptada. En efecto, hasta la década de los 50 la mayoría de definiciones y referencias para emprendimiento venía de los economistas. Por ejemplo, el mencionado anteriormente (1725), el economista francés Jean Baptiste Say (1803), y el economista del siglo veinte Joseph Schumpeter (1934) escribieron acerca de emprendimiento y su impacto en el desarrollo económico. Desde ese entonces, los investigadores han continuado tratando de describir o definir lo que es emprendimiento. A continuación algunos conceptos:

Emprendimiento consiste en hacer cosas que generalmente no son hechos en el curso ordinario o de la rutina de los negocios; es esencialmente un fenómeno que viene bajo la más amplia acepción de liderazgo.

Emprendimiento, al menos en las sociedades no autoritarias, constituye un puente entre la sociedad como un todo, especialmente en los aspectos no económicos de esa sociedad, y las instituciones orientadas al lucro establecidas para tomar ventaja de sus condiciones económicas y satisfacen, como mejor pueden, sus deseos económicos.

En  el emprendimiento, estamos hablando de una clase de conducta que incluye: (1) iniciativa, (2) organización o reorganización de mecanismos sociales y económicos que cambian los recursos y lleva a situaciones prácticas, y (3) la aceptación de fallar por los riesgos inherentes.

Después de revisar la evolución del emprendimiento y examinar las diferentes definiciones, Robert C. Ronstadt los unió en una descripción resumida:

Emprendimiento es el proceso dinámico de crear riqueza creciente. Esta riqueza es creada por individuos que asumen los mayores riesgos en términos de capital, tiempo y/o compromiso profesional al proveer valor a algún producto o servicio que puede ser o no ser nuevo o único, donde ese valor debe, en alguna forma, ser proporcionado por el emprendedor, asegurando y asignando las habilidades y recursos necesarios.

Compartir

Comentar esta nota...

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos marcados con * son obligatorios.

Acepto la Política de Privacidad de Latinpyme


Articulos Relacionados